gliptodonte feliciano 2Por Emilio Martínez Muracciole El fósil de gliptodonte hallado en Picada Varela ya está en el Museo Departamental de Florida. Tendrá que ser reacondicionado, pues el caparazón se fragmentó pese a la cuidadosa extracción. Si bien no es el primer hallazgo en el departamento, sí lo es -al menos documentado- de esta dimensión (mide 1,80 m en línea recta).

La aparición del fósil permitió visibilizar los considerados “vacíos y contradicciones” en la normativa que protege a las piezas de valor paleontológico en Uruguay, así como las carencias del Museo Nacional de Historia Natural.

El curador en Paleontología del museo, Andrés Rinderknecht, señaló a Informe Nacional (RNU) que la ley 14.040 establece que la Comisión Nacional de Patrimonio es la encargada de permitir o no la exploración y prospección a quien quiera hacerlo, pero en ella no hay quien dé la autorización.

En una nota con el matutino La Diaria, Rinderknecht subrayó la trascendencia de la labor de los aficionados que procuran hallar piezas. “Muchos hemos publicado trabajos científicos con fósiles que ellos colectaron”, destacó.

También dijo que si el Museo Nacional de Historia Natural tuviera que hacerse cargo de un gliptodonte como el hallado en Florida, no podría hacerlo: “Tendría que tratar de pedir un auto, ponerme una mochila e ir en ómnibus; tenemos muchas carencias en ese sentido”.

Rinderknecht recordó a Informe Nacional que el Museo está cerrado al público desde hace 16 años y que su situación actual es “una vergüenza de la cultura nacional de hoy”.

En Florida. El fósil de gliptodonte hallado por los doctores Feliciano Rosas y Gerardo Harán ya fue extraído de la barranca del Santa Lucía chico en Picada Varela, con la ayuda del Ejército Nacional y la Intendencia de Florida. Durante la extracción la pieza se fragmentó, por lo que se cumplirá una etapa de reacondicionamiento para que recupere la forma y dimensión que tenía al momento del hallazgo. Quedó depositada en una dependencia del Museo Departamental en la que se desarrollará la labor, con el apoyo técnico de Rinderknecht.

Otros hallazgos, otros tamaños. El maestro Héctor Edgardo Moreira, autor de la investigación “La Macana, Identidad Floridense” (ganadora de Fondos Concursables MEC), explicó que si bien se hallaron fósiles de gliptodontes en las décadas del ’60 y del ’70 del siglo pasado, el caparazón encontrado en 2016 “es el más grande”: su largo es de 1,80 m medido en línea recta, y 2,08 recorriendo su curvatura, según el dato brindado por Rosas a Informe Nacional.

Moreira apuntó que también hay piezas en domicilios de vecinos de la zona.

INFORME CON AUDIOS HAGA CLICK AQUÌ